Hot!

DESCUBRE PORQUÉ CADA VEZ MÁS USUARIOS DE WHATSAPP SE VAN A TELEGRAM


El pasado 14 de agosto Telegram cumplió seis años de vida, desde que fue lanzada en el verano de 2013. Si recuerdas, su auge o, cuando menos, su reconocimiento como una alternativa a WhatsApp llegó cuando la empresa de Facebook se decisión a cobrar (casi) un euro al año a todos sus usuarios de Android y muchos se rebelaron marchándose a la alternativa rusa.

Desde entonces, la aplicación ha ido ganando adeptos que ven en sus constantes mejoras y opciones un soplo de aire fresco a las estrechecesque nos hace pasar WhatsApp, sobre todo a la hora de utilizarla en otras plataformas que no sean exclusivamente el móvil.

Versatilidad y seguridad... si queremos
Antes de nada hay que decir que Telegram tiene un punto en contra muy claro frente a WhatsApp: el cifrado punto a punto que garantiza el secreto en nuestras conversaciones con familiares y amigos. En Telegram, sin embargo, esta opción solo puede utilizarse en los llamados chats secretos que son, sin duda, uno de los grandes atractivos de esta aplicación.

¿Y por qué? Bueno, pues porque en ellos podemos hablar con otra persona, definir si queremos que nuestros mensajes se autodestruyan pasados unos segundos, o unos minutos, y porque además es imposible reenviar lo que escribamos en ellos y tampoco pueden hacerse capturas de pantalla.

Además de ese modo, la app de mensajería rusa tiene otro punto a su favor: la versatilidad. Gracias a ella podemos utilizarla en los dispositivos que queramos, cuándo y dónde nos lo imaginemos: en dos móviles a la vez, en un smartphone, un tablet y un PC. Porque a diferencia de WhatsApp, iniciamos sesión con un número de teléfono y el código nos llega vía chat (o SMS) en otro dispositivo donde lo tengamos instalado.

Más de dos cuentas en una misma app y canal de noticias.
Otro de los puntos importantes es que una sola instalación de Telegram nos sirve para utilizar varias cuentas a la vez. De esta forma sólo usas un único smartphone donde puedes leer los mensajes que te lleguen de tus familiares o tus amigos.
Mensajes silenciados e ideas interesantes
Telegram es una aplicación que, por su condición de alternativa, busca por la vía de las nuevas ideas llegar al máximo de usuarios. Los canales de información son un ejemplo: se trata de chats a los que nos suscribimos y donde no podemos participar, solo leer los mensajes que se publican. Esta herramienta es perfecta para instituciones, colegios, asociaciones o colectivos que quieran compartir informaciones sensibles o de interés.
Mensajes silenciados de Telegram.
Además, la app también añade algunas ideas más que divertidas y muy interesantes. Por ejemplo la posibilidad de enviar mensajes silenciosos. Imagina que sabes que a alguien que vas a escribir dormirá una siesta. Pues le mandamos el mensaje pero especificamos que no queremos que suene en el terminal. O si eres el administrador de un chat donde sus miembros están escribiendo demasiado, podemos imponer un número máximo de mensajes por tiempo. Por ejemplo, uno al minuto de cada miembro, que sabrá cuándo puede volver a participar gracias a una cuenta atrás en la caja donde escribimos.

Temporizador de mensajes en grupos de Telegram.
Son por cosas como estas (hay muchas más) por las que Telegram va ganando adeptos. Obviamente está muy lejos de los 1.500 millones de usuarios de WhatsApp pero ahora entiendes por qué cada día nuestro Telegram nos avisa de que un par o tres de contactos se han unido a la aplicación.

0 Comment:

Publicar un comentario